viernes, 18 de noviembre de 2011

Prácticas no laborales en empresas. Conoce todos los detalles

A primeros de mes ya se anunció la aprobación por parte del Gobierno del R.D. que regulaba las prácticas en empresas de jóvenes con formación pero sin experiencia. Hoy ha sido publicado en el BOE y se han podido conocer más detalles sobre la medida.

Como ya se sabía, estás prácticas no supondrán la existencia de relación laboral entre la empresa y la persona joven. También sabiamos que iban a poder beneficiarse de estás prácticas personas jóvenes desempleadas, entre 18 y 25 años, con titulación oficial universitaria, de Formación Profesional o certificado de profesionalidad pero nula o escasa experiencia laboral.

Ahora sabemos, además, que estos jóvenes tendrán que estar inscritos como demandantes de empleo y que no deberán haber tenido una relación laboral u otro tipo de experiencia profesional superior a tres meses en la misma actividad, no teniéndose en cuenta a estos efectos las prácticas que formen parte de los currículos, necesarias para la obtención de las titulaciones o certificados correspondientes

Sabiamos también que serian llevadas a cabo bajo la dirección y supervisión de un tutor, en los centros de trabajo de la empresa y que tendrian una duración entre tres y nueve meses, durante los cuales percibirán una beca de apoyo que como mínimo será del 80% del IPREM (426 euros). A la finalización de las prácticas obtendrán un certificado que acredite su realización. Ahora sabemos que será la empresa la que pague la cuantía de la beca en su totalidad, así como que estos certificados quedarán recogidos en el Sistema de Información de los Servicios Públicos de Empleo y que en el acuerdo suscrito entre la empresa y el jovén se definirá el contenido concreto de la práctica a desarrollar, la duración de la misma, las jornadas y horarios para su realización, el centro o centros donde se realizará, la determinación del sistema de tutorías y la certificación a la que la persona joven tendrá derecho por la realización de las prácticas.

Por último sabiamos que se les aplicarán los mecanismos de inclusión en la Seguridad Social según marca la última reforma de las pensiones y que estas prácticas no laborales podrán culminar en una contratación laboral por parte de las empresas en donde se hayan desarrollado, así como que se beneficiará de medidas de apoyo a la contratación, tanto en el ámbito de la formación profesional para el empleo como en los programas de incentivos al empleo.

Ahora sabemos también que serán los Servicios Públicos de Empleo quienes realicen una preselección de candidatos entre aquellos inscritos como demandantes, si bien será finalmente la empresa quien realizará el proceso de selección. Las empresas por otro lado tendrán que realizar acciones de tutoría y evaluación a dichos jóvenes, si bien podrán optar a una subvención que compense los gastos derivados de estas acciones.

Por último, sabemos que las empresas suscribirán un acuerdo con las personas beneficiarias de
las prácticas y al mismo tiempo celebrarán un convenio con el Servicio Público de Empleo correspondiente. Aunque no lo sabemos con certeza, lo más probable es que sean los Servicios Públicos de Empleo quienes contacten inicialmente con las empresas para difundir esta iniciativa y promuevan en lo posible que se celebren estos convenios.

De cualquier manera, es una buena noticia que esperemos muy pronto comience a dar sus primeros frutos. Las empresas tienen ahora la última palabra. Estaremos atentos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario