domingo, 23 de octubre de 2011

¿Vale la pena estudiar?

Después de observar detenidamente las gráficas que publiqué sobre los datos de desempleo por nivel de formación, me queda claro que existe una clara correlación entre el nivel de formación y la empleabilidad. Sin embargo no hace muchos años estuve escuchando a mucha gente decir que no valia la pena estudiar, ya que hay trabajo de sobra. Y en cierta manera era verdad, uno estuviera formado o no, trabajo había, y el concepto de empleabilidad pocas veces tuvo tan poco sentido.
Tras el hundimiento del sector de la construccion, uno podia pensar que estudiar volveria a servir para algo. Pero habia llegado la crisis y con ella comencé a oir, para mi sorpresa, que de nuevo no valia la pena estudiar, ya que no hay trabajo.

Y si sumamos ambas etapas nos encontramos con que el 60% de los jóvenes desempleados menores de 30 años no tienen el Graduado en ESO o, en caso de tenerlo, ninguna formación cualificada.

Los datos de desempleo son los que son, donde más fuerte ha golpeado el problema del desempleo ha sido entre las personas con formación no cualificada. Cierto, también ha subido el número de desempleados entre los que tienen formación cualificada, pero como puede verse en las gráficas no de la misma forma.

Clasificar a los colectivos en extremos contrapuestos es falaz.  Tener estudios puede ayudar, pero no es definitivo. Al final, el universo funciona a base de probabilidades. Lo único que podemos hacer nosotros es aumentar y reducir esas probabilidades, pero jamás decidimos el resultado. Eso es azar, efectivamente, pero tenemos formas de controlarlo hasta un cierto punto.Hay que evitar caer en que el azar, al ser una ausencia de certeza, nos da la posibilidad de pensar que "da igual todo"

Hay dos formas de incrementar las posibilidades de conseguir lo que quieres: subir tu probabilidad de éxito por ensayo o realizar un mayor número de ensayos. Haciendo un símil con un dado, una forma de que sacar un 6 fuese más fácil seria pintarlo en varias caras (prepararse, estudiar), pero otra sería tirar varias veces (buscar la suerte). Para cualquier proyecto medianamente ambicioso, ambas cosas son necesarias: hay que llegar armado y perseverar.

Toca reflexionar.

No hay comentarios :

Publicar un comentario